Los defensores del consumo de leche cruda han puesto en marcha una campaña en Twitter. La iniciativa consiste en una cuenta en esa red social llamada‘Defensem la #lletcrua’(@somdelletcrua) en que unos ganaderos, para demostrar que confían ciegamente en que sus animales no transmiten enfermedades, que beben directamente de las ubres de vacas y cabras. El primer mensaje fue lanzado el 23 de julio y consistía, eso sí, en una serie de instrucciones para consumir correctamente la leche cruda.

«Ponemos en marcha esta cuenta porque un grupo de ganaderos y ganaderas queremos plasmar en imágenes que estamos haciendo bien las cosas y que no nos da miedo la #lechecruda», dice el encabezamiento del mensaje.

Para dejar claro que no hay que tener miedo a consumir leche cruda, esos ganaderos comienzan a colgar fotos en que se les ve bebiendo leche directamente de la ubre de vacas y cabras. Eso sí, avisan que la leche cruda hay que hervirla y que ellos la toman así porque confían totalmente en sus animales.

Así, aparecen ganaderos como Pep Venturós, de Formatges Cuirols, en La Nou de Berguedà, que según el tuit «sabe que la leche de sus cabras no tiene ningún riesgo»; o Marc Vives, de Formatges La Cabreria, en Santa Maria d’Oló, que también «sabe con seguridad que sus cabras están impolutas» aunque eso sí «recomienda hervir la leche antes de consumir»; o Ricard Coll, de Vilamur, que acompaña la foto con el mensaje «Imagen de circuito cerrado, el actor es profesional, no intentéis hacerlo en vuestra casa, la #lechecruda la tenéis que hervir antes de consumir. Nosotros confiamos en nuestros animales».