Desde la Federació de Colles de Ball i Cultura Popular d’Eivissa manifiesta a través de una nota de prensa su «profunda tristeza e indignción» por lo que consideran un uso inapropiado de elementos de la cultura local, en referencia a un vídeo promocional de la discoteca Pachá en la que aparecen varias personas vestidas con el típico vestit pagès bailando a ritmo de música electrónica y haciendo de dj.

La federación considera que «en este mundo de cultura globalizadora y de la inmediatez de la información, parte de la ciudadanía se ha desafectado de sus raíces y de su patrimonio cultural».

En líneas generales, la «tristeza» de este grupo de defensores de la cultura local proviene del poco espacio y respeto que en ocasiones sienten.

Recuerdan cómo, el pasado verano, una colla de ball pagès tuvo que anular su actuación en el Puerto de Ibiza porque los ocupantes de un yate, «para no escuchar la música de los tambores y castañuelas» subió el volumen de la música del barco para ahogar la proveniente del ball. Esta situación tuvo como consecuencia una gran ‘castanyolada’.

«Hace poco – continúa la nota de prensa- una conocida discoteca empleó la figura de una payesa para publicitar sus fiestas, y tiempo atrás de un bailador. Y ahora la misma discoteca ha empleado imágenes de ‘balladors’ para publicitar lo que ellos denominan ‘The spirit of de island'».

Por todo ello la federación pide que «se implementen medidas que eviten el uso empresarial y/o turístico y el uso lucrativo de aquello que forma parte de nuestros símbolos identitarios».